21/10/08

Michetti: la pata teatral del macrismo


- Hace unas semanas, parecen tantas, hablábamos de la importancia del sentido escénico en la política.

- ¿Ya se arrepintió?

- Al contrario, creo cada vez más. La teatralidad es un factor clave: mire el macrismo, sino.

- ¿El macrismo?, ¿conoce usted alguien peor para enfrentar las cámaras de televisión que Macri, con ese acento tragaconsonantes?

- Claro que no, ahí está el mérito de poner a Michetti. La tipa maneja todos los recursos, desde la apelación a la emotividad hasta el humor, pasando por un recurso clave.

- ¿Cuál es?

- Me cuesta ponerle nombre. Pero llamémosle "la enunciación de la incoherencia como anulación de la misma".

- No es muy marketinero, si me permite...

- No, claro que no. Pero déjeme explicarle. Cuando usted quiera anular un error que está por cometer, anuncielo. Díga a los cuatro vientos la estupidez que está por hacer. Pasa en los textos, cuando alguien escribe: "a riesgo de parecer apresurado voy a decir que el capitalismo ha muerto". Siempre me pregunto si, a riesgo de X (en este caso siendo X = parecer apresurado) no habría que intentar no X. Es como cuando te dicen: "yo sé que esto te puede parecer agresivo, pero tenés tanta cara de pelotudo que das lector de Ari Paluch".

- ¿Y qué tiene que ver Michetti?

- Ayer en la conferencia Michetti asume que posiblemente le otorguen súper poderes, sí, los mismos que denostaron cuando eran para el kirchnerismo. No me voy a rasgar las vestiduras, la política es un poco eso. Lo que me impresiona es el argumento, la capacidad de Michetti para decir: "sí, estamos por hacer una incoherencia tremenda". Y, claro, se necesita un poco de complicidad mediática, pero la tipa dio vueltas sobre esa incoherencia, la hizo pública, puso cara de pensativa un rato y señaló lo paradojal que suponía la situación. Y, mágicamente, la incoherencia quedó soslayada...

- ¿Por error periodístico de no repreguntar?

- Puede ser, pero también porque instalaron la idea de que ellos no están ahí por el poder, sino que están "haciendo". El hacer como cosa neutral, entonces los recursos de poder que puedan alcanzar son "herramientas", como dijo Gabriela, y las herramientas, como sabemos todos por la estúpida frase de que el martillo puede destruir o construir, pueden servir para lo bueno y para lo malo. Y mientras ellos asuman la representación de la buena apolítica, cualquier herramienta, por más fustigada que esté (la policía ayer con los docentes, por ejemplo) va a estar legitimada como resistencia a lo malo de "la política" del Gobierno. Encontraron el enemigo perfecto, y nadie les pregunta si no sabían quién era Gobierno nacional cuando se presentaron, cualquier discusión, cualquiera, la meten en un sobre y la mandan para arriba. Y el Gobierno, en ese sentido, tiene que hacer algo: empezar a dar el debate acá en Capital, sacar los números y las letras a la calle y decir por qué Macri está haciendo desastres y el Gobierno no tiene la culpa. Pero, para eso, hace falta mucho sentido escénico. Y está faltando.

10 comentarios:

MP dijo...

Tomás, es un análisis perfecto y muy, muy lúcido. Te felicito!
Saludos
MP

Néstor Sbariggi dijo...

Excelente análisis Tomás. No podia creer ayer cuando Michetti hablaba de los superpoderes y que ellos estaban en contra pero bueh. No se que espera el peronismo para ser la oposición a estos inútiles.

Saludos.

espacios públicos dijo...

una loba con piel de cordero

jorge oscar garcia dijo...

Tomas, estoy de acuerdo en que la Michetti hace gala de emotividad, humor y "enunciación de la incoherencia". Pero tenés que saber que tiene la seguridad médica ( y por supuesto la guita) para operarse y dejar de dar lástima con el sillón y Mauricio NO LA DEJA ni a palos. ¿Por que será?

Tomás dijo...

Gracias MP, Néstor y E.P. La verdad es que lo impactante era la forma de asumir la incoherencia y que nadie, nadie, le salte a la yugular. Como si D`Elía mañana dijese que hay que votar a Duhalde y todos lo dejen pasar como si nada.

Jorge: no sé, hay que estar bien informado para decir eso. Yo mientras no lo pueda demostrar no lo diría jamás, me parece que sería muy muy grave que la tipa esté haciendo eso.

ale dijo...

buenisimo lo de Michetti, me acabo de enterar... jaja. que evidente que es que la politica muchas veces se queda solo en el orden del discurso ( y nada tiene que ver Foucault)o en todo caso el discurso precede a cualquier acto... y queda demostrado cuando "el agua viene para mi molino" ¿ No Michetti?

Diego F. dijo...

Me encantó lo de "la enunciación de la incoherencia como anulación de la misma", es exactamente la función de Gaby. Todavía recuerdo cuando en campaña le preguntaron, ya que las cuentas no daban, si iban a hacer un ajuste y ella corrigió al inefable Bonelli diciendo algo así como "no no! 'Ajuste' suena feo y trae malos recuerdos, lo que vamos a hacer es un 'reordenamiento de recursos'". Son de cuarta!

Abrazo

Charlie Boyle dijo...

¡Volvieron los diálogos!
Me gusta su definición, y como toda definición tiene la contrafáctica.

Ayer le puse mucha ficha a este post
que nadie leyó o por lo menos nadie entendió. Es un bajón cuando pasa eso.
La cosa allí el ejemplo es el inverso. En la misma plaza de la muerte de De La rúa, con el mismo gremio de Fuentealba, se agita el fantasma de la muerte. En estaso el mensaje está potenciado por la memoria.
LA represión, salta en andarivel de Michetti y le ttumba la silla.
Lo suyo es solo válido para algunos personajes que se pueden dar el lujo de esgrimir su teoría. Es como decir, soy tan impune que pese a que se que esto está mal, lo mismo lo instalo porque se que me lo van a bancar.
Con la otra pata, la represiva, se usa el discurso contrario.
A Uds, que perdieron a Fuentealba en una protesta docente, en el mismo lugar donde la federal y los parapolicías mataron los manifestantes de Delarrúa. Yo repimo, Entienden... Voy a reprimir.
Sáquenme estos negros de acá.

Laura dijo...

impecable. Felicitaciones!

Horacio dijo...

la pata??? la rueda en todo caso