5/9/08

Sentido escénico


- Qué degenerados...

- ¿Lo qué?

- Esto, de decir que fue el PO el que incendió los trenes.


- ¿Le parece que es mentira?

- Yo no sé. No le hablo de la estrategia: hay muchas y eligieron una frente a un conflicto. Si me preguntás a mi, la estrategia es chota, hablar de una prueba pre-revolucionaria es una estupidez. Pero, sobre todo, lo que sé es que ayer vi en el Gobierno una falencia que hay que corregir pronto. Una falencia de las que les gusta criticar a los diarios: Crítica, el diario de Lanata, está construido sobre esta falencia.

- No me decepcione, usted, no me venga con la soberbia, con el "totalitarismo light", no me diga que Moreno, por favor se lo pido...

- No. La gran falencia es el sentido escénico. Al Gobierno le falta sentido escénico en el más teatral de los sentidos: en el cuándo aparecer.

- ¡Por favor!, déjese de embromar, hombre, les incendian un tren y a usted le parece que el problema es el sentido escénico...

- No sólo con los trenes, con casi todos los problemas la clave está en el cuándo y en el cómo de la aparición. Pero lo de ayer fue el ejemplo más claro de que falta estrategia teatral...

- ¿Estrategia teatral?, ¿qué deberían haber hecho, no decir nada?

- Todo lo contrario. Deberían haber salido con el cassette de punta: que repudian los hechos de violencia, pero que sin embargo entienden la bronca de la gente. Que hay que trabajar para que el servicio de ferrocarril funcione de manera correcta, hacerse un poco de autobombo, ya que estábamos, y decir que viaja mucha gente porque hay más trabajo. Y tirar, al pasar, que los hechos además se van a investigar, abriendo los ojos bien grandes y torciendo un poco la cabeza para el costado, que parezca que todo no queda ahí. Sin agregar más nada.

- ¿Sabe que no le entiendo adónde quiere llegar? Lo que usted me dice es que hay que dejar pasar el problema, que no hay que averiguar qué pasó sino cajonearlo en la Justicia, ¿y si Fernández de verdad sabe que fueron los del PO o cualquiera?, ¿y si estuvo armado?

- Justamente, lo que le estoy planteando es la estrategia para develar complots. Juguemos a que estuvo armado, no importa si fue así o no. La información se puede tener dos minutos después de lo ocurrido o quince días, no importa. Se puede saber antes, incluso. Lo importante es que nosotros, la gilada, lo que TN denomina "la gente", piensa -acaso pensamos- la política en términos de películas, es decir, linealmente, como un suceder de acontecimientos continuos para jamás yuxtapuestos...

- ¿A usted lo están medicando bien?

- Los complots, amigo, no se descubren antes, ni dos minutos después. Los complots se descubren con el tiempo, con un arrepentido que habla, con un testigo clave que lo persiguen agentes y contraagentes de todos los colores. Los complots se develan con documentos, con papeles de planificación y teléfonos intervenidos. Y esas cosas necesitan tiempo, por más que uno las tenga antes: hay que dar la sensación.

- ¿La sensación?

- Sí, la sensación de que durante el período que va desde el conflicto al descubrimiento de que estaba armado se estuvo investigando, que ahí se encontraron las pruebas. ¿Alguien le hubiese creído a la URSS si quince minutos después de que Armstrong pisara la Luna hubiese dicho que el gran paso para la Humanidad había sido filmado en un estudio en Arizona?

- Probablemente, no.

- ¿Y usted qué opina de la llegada a la Luna?

- Yo creo que hay cosas que no cierran...

- Exacto. Esa es la idea. Si una hora después de que se caigan las Torres alguien me viene a decir que el gobierno de EEUU sabía todo lo que iba a pasar, yo le digo que se deje de joder que afloje con la paranoia. Ahora, circulan dos o tres documentales, papeles, fotos, testigos que hablan ahora, a siete años de la cuestión. Y son creíbles por eso: por el paso del tiempo. Si Walsh hubiese estado con los fusilados de José León Suárez al día siguiente de su escape, Operación Masacre hubiese sido, a lo sumo, un panfleto político. Pasó el tiempo, y hoy es la investigación periodística que le da el nombre a un período de la Historia Argentina. La Revolución Fusiladora hubiese sido una "dictablanda" de las que les gustan a los hoy republicanos sino hubiese sido por Walsh y, sobre todo, por el paso del tiempo.

- No lo sigo. ¿El Gobierno le pifió en salir con la teoría del complot?

- Probablemente le haya pifiado si no tiene las pruebas. Pero si las tuviera, en todo caso, había que dejar pasar una semana, cinco días. Entonces el Día D anunciamos una conferencia, con los bombos los platillos gorra bandera y vincha, y demostramos sin que queden dudas que estuvo armado. Pero si descubrimos el complot a los cinco minutos quiere decir dos cosas: o que no sabemos qué carajo decir, o que lo podríamos haber previsto. En las dos cosas nos cabe una responsabilidad enorme.

- Y, ¿la idea cuál es?

- La idea es demostrar que ser paranoicos no quiere decir que no nos estén siguiendo.

11 comentarios:

Diego F. dijo...

Tomás: comparto mucho de lo que decís, pero igual sobre esto:

"- No lo sigo. ¿El Gobierno le pifió en salir con la teoría del complot?

- Probablemente le haya pifiado si no tiene las pruebas. Pero si las tuviera, en todo caso, había que dejar pasar una semana, cinco días."

La cuestión es que La Próxima estación se estrenaba ayer, había que ensuciar la cancha... por lo menos eso creo yo después de las acusaciones y menciones tan livianamente. Además esto del supercomplot de los pre-revolucionarios malignos y comunistas sirve para tapar el debate sobre la cuestión de fondo.

Abrazo

Tomás dijo...

A mi me cuesta pensar que haya sido por la peli de Solanas, la verdad me parece bastante exagerado.

De la misma manera, la idea de supercomplot pre-revolucionaria también me parece una exageración, sobre todo para lanzarlo tan livianamente.

Saludos!

Horacio dijo...

pero se sabía que el PO se iba a meter con los trenes

si no, para qué tienen a ese tal Ramal?

maria esperanza dijo...

Tal cual, pensaba lo mismo.

Diego F. dijo...

Tomás: no digo que haya sido el motivo (no lo descarto, pero dudo bastante que así sea), lo que quise decir es que la aprovechó políticamente para ensuciarlo. Pueden haber habido -como dice Fernández- militantes de algún partido, así como también pudieron ser infiltrados de la si de. Pero lo que hizo Fernández al mencionar a Pino fue eso: utilizar el hecho para ensuciar a Proyecto sur (porque, no se si viste, que está instalado eso de que "a la izquierda de kirchner la pared") en el momento justo en el que estrenaba la película, que denuncia justamente cómo el gobierno continúa la política de saqueo al sistema ferroviario.

Saludos

MÓNICA ADRIANA dijo...

¡Pobre Ramal! Hace 8 años que Altamira lo quiere instalar y no gana ni la cooperadora!
Además Aníbal le hizo un favor al PO ¿CUÁNTO HACE QUE NO DABAN UNA CONFERENCIA DE PRENSA!

Anónimo dijo...

Diego F.: No hagás vos la "gran Aníbal" y hablar de un "complot" a una película, que por más bien hecha que esté por Solanas, a la hora de los bifes no va a contar nada que la gente ya no sepa o intuye.
Puede que los argumentos de Aníbal Fernández sean increíbles, porque es él el increíble; lo que no quita que el asunto sí haya estado armado (convendrás en que quemar un tren - y quemarlo entero en un rato - no puede ser un laburito muy sencillo y requiere además de la "bronca popular" justificadora, una cierta logística y el conocimiento básico para quemar las partes precisas (si eso fue espontáneo, yo soy una cacerolera de barrio norte, aunque la barba desprolija parezca desmentirlo).
Me imagino que nadie cree que Solanas o Lozano anduvieron por ahí con el bidón de nafta y los fosforitos pero ¿vos estás seguro de que proyecto sur tiene el debido control de calidad y responsabilidad de sus militantes o adherentes? ¿es imposible que tengan adentro a unos cuantos loquitos o servicios? Te recuerdo que estamos en Argentina, donde las virgencitas y los inocentes se extinguieron hace rato.
Y en cuanto al PO - un grupo cuya matriz ideológica y de método lo condiciona al quilombo permanente y a la búsueda incesante de eso tan grato de : "cuanto peor, mejor" - esos los tipos estaban revoloteando por ahí; o me vas a decir que son tantos que es inevitable que siempre aparezca alguno cuando hay despelote? que yo sepa, a esta gente no los votan ni los pobres fiscales cuando hay elecciones.
Te pregunto, los quilombos buscan al PO? o el PO busca los quilombos?
¿No te da alguna cosita cuando maccartistas militantes como The nation o clarín y sus respectivos satélites le dan aire y notas al "perseguido" Pitrola? Ayer lo querían fusilar y hoy es una "víctima de la tiranía"?
El carlo hablaba de la "casualidad permanente" - ¿todo ésto no se le parece mucho?.
Podemos coincidir en que los trenes deben ser estatales, que a jaime hay que mandarlo a sembrar gladiolos o en cana y que el gobierno no tiene mayor idea de cómo resolver la cuestión transporte sin afectar compromisos, negocios y negocietes que vienen de hace mucho. los funcionarios de traste sucio no pueden ser la excusa para tragarnos estos caramelitos "espontáneos".
Y como vos sos seguidor de Solanas, explicame cómo puede ser que el gobierno le va a armar un complot a su película y al mismo tiempo los únicos lados donde se pueden ver sus trabajos es Canal 7 y Encuentro. ¿le dan aire para después quemar un tren y arruinarle el estreno? Es mucho, mejor la corto acá antes que aparezca la carrió, denunciando que el incendio fue para marketinear la película (y no me vas a negar que lo más loco de todo, es que esa denuncia en este país sería verosímil).
Saludos.

ram

Charlie Boyle dijo...

convengamos que Anibal tiene muchas virtudes pero lo nunca va tener estrategia escénica

Diego F. dijo...

Ram: pará, vuelvo otra vez y espero ser más claro: no digo que hayan sido un complot a la película los incendios ni mucho menos. No descarto la intencionalidad de los mismos para nada. Hasta acá creo que coincidimos.

Ahora...
Yo no conozco en base a qué pruebas Aníbal Fernández acusa con nombre y apellido a "Proyecto Sur de Pino Solanas", si vos conocés alguna prueba, algún nombre, quizás me ayudes a aclarar la cuestión.

Lo que yo dije es que sea por lo que fuera el incendio -intencional, espontáneo, realizado por militantes de Proyecto Sur o por la SIDE- lo que hizo el Ministro fue aprovechar políticamente lo sucedido para, de paso, ensuciar a Pino y a la película que demuestra la continuidad del Gobierno actual en las políticas de saqueo. ¿En serio te parece descabellado esto?

Y con respecto al problema central: ¿vos considerás que el Gobierno está haciendo algo para revertir el calamitoso estado de los trenes, el saqueo, o considerás como yo que tipos como Jaime son ladrones amparados por el poder que están agravando la situación?

Saludos

Ezequiel Meler dijo...

"Ramal que para, ramal que se incendia" tendría que ser el nuevo slogan.
Che, Tomás, después enviame tu mail. ¿Cursaste con Toer?

AnA dijo...

A mí me gusta que salgan con los tapones de punta. Me encantó que escracharan a la izquierda sojera. Como me pareció correctísima la piña de L. D´Elia. Basta de chachoibarrismo.
Proyecto pus se ensució sólo hace unos meses, e hizo evidente que su política de votar contra el pueblo y vivir denunciando sólo sirve para hacer documentales.
Además con cada movida pierden más adherentes, eso no es casual.
Saludos.
AnA