31/10/08

DesCarrioló

Carrió: "Ya hablaba anoche de una novela judía en la que se muestra cómo las víctimas pueden ser cómplices de los exterminadores. Las discusiones en el Parlamento sobre cuál es el mejor sistema previsional equivale a discutir cuál es el mejor tren para ir a Varsovia. Vamos a Varsovia a la discrecionalidad corrupta del dinero de los jubilados". Acá.

¿Qué hago?, ¿la ninguneas?, ¿y ningunearla no es una forma, por ejemplo, de ser cómplice de la violación de la memoria de las víctimas del nazismo?, ¿qué pensará un sobreviviente de un campo de concentración, acerca de la comparación de un plan genocida de exterminio con un proyecto de ley de estatización de las AFJP en plena democracia? Por ahí el proyecto es una mierda, qué se yo, yo lo banco. Ponéle que puedo estar equivocado, ponéle que no manejo todos los datos económicos necesarios. ¿En qué equivale esto a un Estado entero metiendo gente en un tren para ir a gasearla a un campo de concentración? Hoy se discute qué hacer con Carrió acá en Artepolitica.

Elisa Carrió está buscando hace tiempo que la querellen. En un país menos convulsionado, comparar un proyecto de ley enviado al Congreso con el nazismo sería motivo de escándalo y quizás de alguna sanción. Acá el horno no está para bollos: el Gobierno se tiene que quedar en el molde, Carrió está pinchando para que alguien salte, porque perdió muchísimo el día que el campo no la dejó subir al palco. No capitalizó lo que esperaba y de cara a las elecciones su única carta es que le presenten una causa, ir vestida de blanco a Tribunales y llorisquear adelante de las cámaras. Me encantaría dar el debate sobre la responsabilidad de la oposición. Pero la estrategia, hoy, es dejarla que se diluya. Y lo bien que lo hace.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La otra carta que también le queda, además del lloriqueo, es que finalmente tenga que ir en cana y escribir su propia "Mein Kampf"
Saludos.

ram

Diego F. dijo...

Se ve que no funcionó bien la publicación programada, pero ya subí el video, mirá. Insisto en que para mi no deberían dejarsele pasar estos delirios, tiene que hacerse responsable por sus actos.
Saludos

Ezequiel Meler dijo...

Hay que recordar que sacó el 22, casi 23% de los votos. Es un discurso que vende en medio de una sociedad que vale caracterizar como "polarizada / fragmentada y despolitizada" al mismo tiempo. Carrió es un vómito, pero no por ello deja de ser un vómito representativo, entre muchas otras cosas, del antiperonismo rancio y fanático.
Es muy bueno el post de Sergio en AP, en ese sentido. No la minimicemos.

Bologger dijo...

El problema no es Carrió sino esa clase media que descree de la política y siempre está a la espera de alguien que no sea visto como del palo de la política. Una Fernandez Meijide, un De Angelis, hasta Zamora ocupó ese lugar. Carrió sabe que ese espacio existe y lo sabe conquistar.
Mi sensación térmica es que por el momento la reacción a la estatización de los fondos de jubilación está más focalizado en gente que la tiene un poco más clara como para morder el anzuelo de Carrió: gente que tiene catorce años de aportes al máximo y que aún le quedan unos 20-25 años de trabajos sumados, lógicamente, a los que se les cae el negocio. Me da la sensación que esa clase media que es más sensible a este pelotudeo, está aún expectante, no tomó aún posición clara y está viendo como viene la mano.