19/11/09

Elogio del elogio de la templanza



"Bueno: yo banco los trapos de este modo. Quizás sigo siendo el mismo pelotudo de siempre, pero creo que hacer política es convencer a los demás. A la mayoría de los demás. Tratar de demostrar que nuestras ideas, nuestros sueños y nuestras maneras de conseguirlos, son mejores que las otras."

Hay una sola, pequeña, ínfima, cosa con la que no estoy de acuerdo en ese gran, extraordinario post. Esto no puede sacarnos las ganas. Al contrario: nos obliga a ser más inteligentes, más estéticos. A seguir tratando de que esto sirva para convencer no convencidos, y no para fanatizar convencidos.

Para allá vamos.

2 comentarios:

Cosas dichas dijo...

Comparto. Tampoco estuve de acuerdo con que eso nos saque las ganas. No. No a nosotros pero ojalá le saque las ganas de "aguantar" a muchos y se den cuenta de la no sutil diferencia entre construir y resistir que creen sinónimos.
De todos modos, hay variables que justifican esa "sacada de ganas" de Mendieta...las mismas que no lo definen ni a Ud ni a mi.
Saludos!!!

Alejandro dijo...

Acabas de definir mejor que yo, mi preocupación por la militancia kirchnerista.