18/3/09

Contraprestación

Entonces llego, como siempre, sin saber bien en qué aula curso. Así que voy a la mesita de Franja Morada, porque tiene los carteles ahí y porque, a pesar de todo, no me cobran la misma contraprestación* que me cobran los troskos por mirar sus carteles.

(* La contraprestación es así: si vos sos un populista rentado del Estado, o un cipayo agente de la contrarevolución que opera contra la revolución que está por caer en un toque, o un esclavo del sistema que laburó todo el día y no entró en la página de la facu a ver en qué aula te tocó en suerte, o un desinteresado sujeto de la anti-política que solamente quiere el papelucho para ver cuántas materias te faltan, entonces tenés que acercarte a la mesita para averiguar. Esto es gratis, sí, económicamente. Pero a cambio, el trosko te cobra en orejas. Sí, debés prestar tu oído a los dislates sobre la aproximación revolucionaria que el camarada Altamira está encabezando, la política persecutoria del Gobierno con el combativo Pitrola. Digamos que no hay precios establecidos, pero más o menos es así: si sólo mirás la hoja por tu cuenta, tenés que abonar unos seis minutos de tu oreja. Para preguntas directas sobre tu condición de cursada, el costo es de nueve a doce minutos, y la obligación ética de aprobar la necesidad de un "edificio único" que es el significante vacío de la troskedad sede facultaddesociales. Si por motus propio te acercaste a la mesa para debatir algo que te quedó pendiente de las recorridas de las agrupaciones por los cursos...no sé cuánto te toca, pero jodete por marmota, porque te merecés una hora y media de troskedades). Puf, zarpado en digresión.

Retomo. Me acerco a la mesa, dispuesto a tener que soportar los embates de la tre-men-di-dad de los sucesos actuales, visión franjamorada, y me encuentro con una gran sorpresa: hay un compañero kirchnerista abonando en la mesa alguna averiguación previa, por lo cual me exime de tener que hacerlo. Así que escucho un debate que venía más o menos de quién bloqueaba más proyectos:

- Compañero kirchnerista (de traje. Hay que hacer un estudio, pero de todos los kirchneristas que conocí en la facultad, el 90% iban de traje): ¡déjense de joder!, la oposición es nefasta, bloquean los proyectos antes de leerlos, lo de Morales es lamentable, no le reconocen una buena al Gobierno...

- Correligionaria franjamoradista: pero, ¡ustedes tienen el índice más alto de bloqueo de buenos proyectos! (textual), cuando nosotros presentamos un proyecto para que los pibes que vienen de lejos tengan el boleto más barato ustedes lo recibieron y ni siquiera lo trataron, y encima después viene La ***(agrupación filo-K) y presentan el mismo proyecto como algo renovador. Ustedes impusieron la práctica de trabar el Congreso cuando eran oposición...

- Compa K: yo los quiero ver ahora, quiero ver qué hacen con la ley de Radiodifusión, ahí sí que vamos a ver quién es oposición seria y quién se opone porque sí. Porque esto era un reclamo de ustedes también...

- Corre franjista (indignada): sí, claro, resulta que ahora quieren votar Radiodifusión cuando pactaron con todos los grupos de medios, con Clarín, dale, no me jodas, si esto va a tocar los monopolios nosotros votamos...

- Compa K: solamente eso quiero ver. Si van a votar con nosotros o no. Después de eso hablamos...

- Corre franjista: no, pero es tramposo, porque que yo no vote eso no quiere decir nada, yo también puedo estar de acuerdo pero haciendo los señalamientos que haya que hacer...

Y me alejo de la escena. El compañero kirchnerista es un uno de los tantos kamikazes a punto de desencantarse. Suena en mi cabeza el bullicio de la facultad. Las paredes, oh, amenazan con las mismas revoluciones que hace cuatro años. Cuatro años en los que, del otro lado de esas paredes, una de las tantas cosas que no pasaron fue una revolución. La facultad suena cada vez más lejana, más desconectada de la realidad.

(A menos, claro, que nos aprueben nuestra Cátedra sobre el Conurbano, y pintemos, de una vez por todas, las paredes de chori.)

4 comentarios:

natanael amenábar dijo...

Viste, yo por eso no estudio.

Mendieta dijo...

Oia, todavía existe Franja Morada?

Tomás dijo...

Nata: ¿vió?, después dicen que lo cultiva a uno.

Mendieta: no sé si existe, pero la mesita está.

sin dioses dijo...

Paso por Humanidades y Artes de Rosario, y un cartel de los maoistas ALDE, que decia Viva la alianza obrero, campesina. La 125 marco el camino. Lo mire y no podia parar de reirme. Al segundo se me vino la imagen de Biolcatti y Llambias gritando el gol. Y dije que no pueden ser tan hijos de p...