11/12/08

La Historia se repite como comedia y ayer me pillé de risa

Ocho y media era la marcha de los amigos del campo en Olavarría.

El día anterior habían avisado que –por escasez de convocatoria –se plegaban a la convocatoria del Consejo Pastoral. La iglesia evangélica. La cosa ya prometía. Así que agarramos un banquito de la plaza más o menos cerca, que nos diferencie como observadores y no como adherentes. Pochoclo, risotada, algún gritito suelto a favor del Gobierno y a reírnos un rato: se venía un espectáculo, el campo mangueando movilizados.

Los números de ambos diarios locales hablan de 300 movilizados por los evangelistas, y 150 productores. Supongamos que fue así, aunque somos generosos.

La primera risa fue tipo ocho y media. El paseíto por el centro de las movilizaciones confluía en un palco. Resulta que el aparato grande lo ponía el movimiento evangelista. Ellos no convocaban a “una protesta” sino a movilizar por la paz, las instituciones y esas cosas tan lejanas a nosotros. A pesar de que marcharon todos juntos para hacer bulto, cuando llegaron al palco, se dividieron entre productores y evangelistas.

A la izquierda -ejem- los productores. A la derecha, los evangelistas.

Fue entonces cuando los productores duhaldistas –ay, perdón es que como iban a la cabeza los nuevos dirigentes del MPA no puedo evitar decirles duhaldistas -, disculpen, los productores autoconvocados (que para esa hora ya eran 50 con toda la locura) quisieron levantar una bandera que decía: “Eseverri –intendente local, radical K –goberná para todos”. Para todos los 50 que había ahí, agregaría algún malicioso. Ahí se armó una especie de trifulca verbal, los evangelistas no quisieron porque no estaban protestando sino rezando, y los 50 productores, al grito de “qué pasa/qué pasa/que pasa Pastoral/está lleno de cabezas/esta marcha por la paz”, se retiraron del lugar de encuentro. Y el pastor dijo “aunque algunos hermanos estúpidos imberbes griten…”. Bueno esas dos últimas frases las inventé.

Como Montoneros aquél 1 de mayo del 74, los 50 productores se fueron de la Plaza. Habían rogado a los evangelistas un lugarcito y encima quisieron imponer las condiciones. Habla mucho, eso, de ellos: la soberbia de las hectáreas. Creer que los metros de campo son más trascendentes que todos aquéllos que no las poseen juntos. Aprendan a hacer política, muchachos: cuando vas de garrón, comé la comida que te ponen.

La marcha fue un fracaso. Ganaron los evangelistas. Colectoras para ellos, el año que viene. Que movilizaron 300 tipos en una ciudad que regala la calle. A veces, acertadamente. Ayer era para convocar. Nos quedó ese sabor amargo de no estar nosotros en la calle.

7 comentarios:

nanolefou dijo...

Jaja...muy buena crónica.

Jóvenes Cacharienses dijo...

Cumpa!, en Cacharí todavía andan escapando a la carnicería que le dejaron de garpe así que no hubo marcha.
Pero en Azul hicieron su encuentro "multisectorial" de 300 agrogarcas... bueno todos no eran productores, vi algunos jóvenes de De Narváez... y bueh.
Te dejo el link para que veas y escuches que dijeron ahí:
http://www.youtube.com/watch?v=Uq_w0w70VTo&feature=channel_page
Un abrazo!

MP dijo...

Me hiciste reir. Muy bueno! Estos pibes no tienen retorno.

Tomás Münzer dijo...

El pastor era evangelista y peronista!!! Carajo!!! Jajaja

José Barrita de BAndoneón dijo...

Che, impecable la crónica. La verdad es que a veces uno es feliz con las desgracias ajenas, no?

Un saludos BAndoneónico

Julián dijo...

Quiero escribir como Tomás...

Tomás dijo...

Gracias muchachos.

Usted escribe mejor, Julián. Lo que pasa es que esta ciudad da mucho material...