22/12/08

Kirchner no existe


- Imagínese que se le cumplen los deseos…

- ¿A mí? No creo, vea…

- Pero déjese de embromar, hombre, a usted no. A Elisa…

- ¿Carrió presidenta? No joda, mire que yo, que soy bastante republicano, tengo mis dudas.

- No, presidenta no. Imagínese que se le cumple el deseo a Carrió: Kirchner muere. No un asesinato ni nada extraño: se muere, lamentablemente para todos.

- Ajá. ¿Eso sólo me va a decir?...

- Estoy pensando, nada más. Póngale que se muere…

- Le pongo. Pero esto es todo chamuyo: no hay nada de científico.

- Todo lo contrario. Estamos usando el método científico para lanzar algunas hipótesis…

- ¿Qué método?

- Aislemos variables. El objeto X es el gobierno de Cristina. La oposición sostiene una hipótesis que debemos comprobar o acaso refutar: el gobierno de Cristina Kirchner sería mejor, muchísimo mejor, si Néstor Kirchner no existiera. Entonces tenemos: la variable dependiente es el gobierno de Cristina, o lo malo de este gobierno, mejor. La variable dependiente es Néstor: un cambio en Néstor –que deje de existir, póngale –debería provocar un cambio en la variable independiente. Es decir: el gobierno dejaría de ser malo para ser bueno.

- Ajá. ¿Y cómo lo comprobamos?

- No sé. Pensando. Imaginemos. ¿Qué cosas que son culpa de Néstor y que molestan a la oposición dejarían de existir?

- La imprevisibilidad del Gobierno.

- Por supuesto. Por ejemplo, la medida de estatización de las AFJP hubiese sido consensuada, estudiada profundamente en una comisión republicana integrada por dos, tres…muchos Adrián Pérez. Con el suficiente tiempo como para que las AFJP lleven al exterior hasta containers llenos de promotoras para ser retenidas por jueces gringos.

- Pero se bajaría la confrontación…

- Claro que se bajaría la confrontación. Por ejemplo, los exportadores del agro, ante una suba de precios, pedirían que las retenciones no sean móviles. Republicanamente, y ante la ausencia de un cónyuge belicoso, el gobierno cedería ante la presión de los pequeños exportadores. Meses después las bolsas caerían, la burbuja sojera se vendría a pique y los pequeños exportadores cortarían las rutas exigiendo las Benditas Retenciones Móviles.

- ¿Entonces?

- Entonces que Kirchner no existe: es un invento de los padres. Perdón, de la oposición mediática.

- Pero…¿y el tipo ese medio bizco que sesea cuando habla…quién carajo es?

- Ese es Néstor Kirchner, y existe en carne y hueso. El que no existe es el avasallador de su mujer que inventaron: el que dirige el gobierno de su esposa hacia los conflictos permanentes e innecesarios.

- ¿Usted dice que Kirchner no tiene influencia?

- Jamás diría eso. Kirchner la tiene y no sé hasta dónde está mal: me pregunto cuántos de nosotros no sabíamos –cuando votamos, ¿recuerda? –que la influencia del entorno familiar existe, mucho más si tu marido acaba de ser, hace un ratito, presidente. Lo que digo es que Kirchner no es la variable dependiente de los conflictos de este gobierno: la inexistencia de Néstor probaría que el conflicto existiría igual, porque de eso se tratan los cambios, los gobiernos, la política. El campo hubiese salido a pelear por su renta independientemente de la influencia o no de Néstor Kirchner en el Gobierno.

- Entonces, ¿Carrió pidió mal su deseo?

- Claro. Y además deja pensando: a uno le da miedo –un miedo chicanero pero miedo al fin –que la única propuesta de la oposición sea la muerte del otro. Me pregunto qué hubiese pasado si Kirchner, Cristina, D´Elía, Moreno u otro le hubiese deseado la muerte a Elisa Carrió. El republicanismo murió el día en que este país perdió –por suerte –las formas. El 17 de octubre del ´45 lo esencial del republicanismo se unió al golpismo y perdió su única virtud más o menos bien alcanzada. El peronismo, entonces, es un grano en el…

- ¡Epa, que hay niños!

- …un grano en el zapato para los liberaloides: el impedimento de poder gobernar sin acceder al poder por medio de caer en los recursos tan bajos que caen los feos, sucios y malos. Y, cuando lo hacen, se niegan a sí mismos. Eso explica, quizás en parte, la locura que los caracteriza.

13 comentarios:

Contradicto de San Telmo dijo...

Si le digo que estoy de acuerdo con usté, después viene Quintín y dice que está de acuerdo con alguno de nosotros dos y me agarra un cagazo que tengo que salir corriendo para la otra vereda.

Así que por ahora lo único que le digo es que me gustó la foto.

Y con eso no me comprometo hasta que aparezca Qntn.

Abrazo

MOO dijo...

Che muy bueno, quiero pedirte permiso, por si me da el tiempo, para presentarlo esta noche en mi programa de radio. Gracias

Tomás dijo...

Contradicto: ¿a usted le parece que Quintín viene por acá? Aunque es posible que el título lo llame...

Moo: todo suyo, reproduzca todo lo que le parezca.

MONO dijo...

o sea que Carrio acusa a Nestor de influir en las decisiones del gobierno. Yo tengo una pregunta porque no acuso a la hija de Cobos de lo mismo?

Verboamérica dijo...

Muy bueno...Muy cierto. Lo único espero que el 24 a las 24 hs, cuando suenen las campanas, la oposición con Bergoglio la pida ese magnicida deseo y por esas, cosas de jugar con el dios a favor, se cumpla. Y el pingüino vuele.

Verboamérica dijo...

Ey, TOM: Corrección; Espero que la oposición no pida ese deseo y, mucho menos que se se cumpla.

No creo que haga falta comprobar la tesis propuesta por vos.

Marcelozonasur dijo...

Muy bueno.

Brian dijo...

Clap, clap, clap. Muy buen post, Tomás. Esos diálogos en la tradición del Gordo Soriano.

Un abrazo.

Charlie Boyle dijo...

Tomás, un gran abrazo republicano de navidad compañero.

Tomás. dijo...

Gracias Charlie.

Si todos los republicanos fueran como usté...qué distinta iría la cosa.

Saludos a todos los que pasan.

io dijo...

Digamos que lo erroneo de tu chiquilin post queda en evidencia cuando escribis que un cambio en la variable dependiente afecta a la variable independiente.
Terminos que de ahora en mas tenes que limitarte a utilizar (estos y solo estos): D'Elia, muchos, varios, negros, blancos, tonto, tonto, soy, tonto.

Tomás dijo...

Es 25 me duele la cabeza y ya me voy. Así que Io, no voy a cambiar ese pequeño error.

Cuando quiera hablar sobre la cuestión y no sobre el chiquitaje, pegue un tubazo que me quedó sidra.

La Pipi dijo...

Ja, me gustó sobre todo: "la única propuesta de la oposición sea la muerte del otro"