20/11/08

Cirilo y el campo


- ¿Sabe?, tengo miedo.

- ¿La oscuridad o las arañas?

- De que se vuelvan como Cirilo.

- ¿Las arañas?

- Pero yo no hablé de arañas, carajo. Tengo miedo de que los muchachos del campo hayan perdido sus quince minutos de fama.

- ¿Y le preocupa?

- Me da miedo el síndrome de Cirilo. Que pierdan esos quince minutos donde la gente te escuchaba, creía que tus problemas en "Señorita Maestra" eran absolutamente ciertos, se angustiaban con vos, se alegraban con vos, reían y lloraban cuando vos... Me da miedo, sabe, hasta por ellos mismos.

- ¿Por ellos?

- Sí, leía la reunión de autoconvocados de ayer en Olavarría y las frases son recurrentes: "una suma de acciones para reposicionarse en los medios masivos de comunicación", "lo más conveniente es empezar una o dos horas antes del acto de la Presidenta, para tener asegurada la atención de todos los medios", "pretenden que el problema vuelva, como sea, a las tapas de los diarios". Pero escuche esto: "están hartos de las políticas del Gobierno y pretenden encontrar una solución más rápida que la ofrecida por la vía del Congreso".

- ¿Clima destituyente?

- No creo, para tanto. Pero es significativo de algo. Entraron a la política por los medios. Y los medios tienen esa dinámica de la inmediatez: todo es ahora. Durante unos meses tuvieron todo en el momento que lo pidieron: cámaras, respuestas oficiales, programas de tele, entrevistas. Como Cirilo, la fama les permitió acceder a un lugar donde las cosas surgen en el momento. Afortunadamente -agregaría- la dinámica política es otra: no resuelve casi nada de hoy para mañana.

- Bueno a casi todo el mundo se le acaban los quince minutos...

- Efectivamente. Y no sería un problema si algunos no intentaran seguir viviendo en la inmediatez una vez que salieron de la agenda mediática. Por eso hay tanto escabiado y falopero en Hollywood. No les importa que el viaje sea de ida mientras sea rápido: prefieren ir en tren bala a un precipicio que tener que subirse a un colectivo a estar sentado unas horas para llegar a un buen lugar. A Cirilo le entregaron el mundo en las manos, y un día se lo sacaron: lo quiso ir a recuperar, pero lo quería ya, y entonces salió de caño con Siracusa. A Siracusa lo limpiaron y Cirilo terminó en cana...

- ¿Usted dice que los productores terminan en cana?

- No lo creo, ni siquiera lo quiero. Me parece que ya es demasiado con que van a cortar la ruta el día que se festejan 25 años de democracia, eso dice mucho más de ellos que lo que podría decir un posible encanamiento. Lo que sí digo es que me da miedo que quieran, como Cirilo, encontrar soluciones rápidas como les daba la tele. La lógica de la inmediatez está bien para los medios: el problema es cuando se traslada esa lógica a la escena política. Bajar la edad de imputabilidad, por ejemplo, es un reflejo de eso. El campo perdió sus quince minutos de fama, y debería darse cuenta de todo lo que ganó en el camino (si el tiro salió por la culata, en todo caso, eso no es responsabilidad de quienes estuvimos enfrente). Pero el conflicto pasó y ahora tienen que empezar a hacer política: y las soluciones, en política, no siguen la lógica televisiva. El encaprichamiento con el corte de ruta se te banca, con toda la suerte, cuatro meses. Ahora que laburen políticamente de verdad. Porque hasta Cirilo aprendió que, dos veces, no se puede afanar el mismo kiosco.

4 comentarios:

Verboamérica dijo...

Impiden obras de teatro...
Ahora cortan las rutas del día de retorno democrático....
Lo único que faltan es que pidan la educación confecional obligatoria...

Hay que dejarlos hablar y actuar que se queman solitos...

MP dijo...

Igual, estaría bueno ver cómo se las ingenia TNembaum para criticar el corte agrario con el mismo tono urgente e histérico con que condenó el corte de la autopista Illia, exagerando que "la ciudad estuvo sitiada", cuando esa es una autopista que solemente usan los ricos.
Son cosas que hay que ver.
Saludos

Verboamérica dijo...

Mira que ya estamos acostumbrados a eso: la manifestación en Congreso era una molestia para el tránsito y la de Palermo un acto de civismo.

Tomás dijo...

Es sencillo: van a decir que es un corte avisado, no tienen mucha imaginación. Lo que sea por no decir que hay cortes blancos y cortes negros.

Ah, y por supuesto que el título no va a ser caos de tránsito, como cuando corta la villa 31, sino la situación del campo.

Saludos, gracias por pasar.