1/8/08

Un Porretti y dos crímenes en la manga

"Lo que pasa que las retenciones son un impuesto regresivo, que benefician a los pooles sojeros. El Gobierno no quiere redistribuir, quiere gravar la renta de los pequeños y favorecer a los pooles de siembra, que constituyen fideicomisos para no pagar impuesto a las Ganancias, que es el impuesto que hay que empezar a cobrar".

Dijeron -palabras más, palabras menos -durante 120 días. Los oligopolios mediáticos lo reprodujeron. Menos mal que hoy, que por decreto eliminaron la exención de Impuesto a las Ganancias para los fideicomisos, los medios encontraron un crimen con características mafiosas y el sobreseimiento de Porretti para divertirse. Imaginen si tenían que decir que es una medida tributaria progresiva. Imaginen si, después de machachar 120 días que el Gobierno quería hacer caja y no redistribuir, tenían que decir que "ahora dicen que se viene la redistribución".

2 comentarios:

Francis Bean dijo...

Todavía no puedo creer como puede ser que este libre este flaco.

Saludos

Tomás dijo...

¿Cuál flaco, Porretti?