24/7/10

El kirchnerismo es una porquería afirman los expertos


Es difícil evaluar el kirchnerismo, porque es difícil evaluar todos los gobiernos. ¿Por qué? Y porque la política es así, va de un proceso a la vez, no es como las ciencias naturales que vos le aplicás la misma vacuna a 100 ratones y si vez que se mueren los 100 agarrás otros cien por las dudas y si también se mueren, empezás a sacar algunas conclusiones. Acá la cosa va de a una y no se puede experimentar. ¿Cómo comparar entonces? Porque, claro, si lo comparás con gobiernos viejos, qué vivos, eran otras épocas, otros momentos. Si se compara con otros gobiernos actuales de otros países, resulta que esos países son otros, tienen otro idioma, otra moneda, otra gente. Un tipo dijo una vez: mirá, Plutón y la Tierra son dos planetas y en tanto que tales, re comparables. Pero la verdad es que uno tiene 9 anillos de fuego y hacen 900° a la sombra, y en el otro hay playa y aires acondicionados para cuando tenés calor. ¿Conclusión? Comparar es complicado.

Hay un ejercicio en el cual el kirchnerismo gana siempre, una especie de dosis de morfina para los vaivenes de la militancia actual: comparar al kirchnerismo con lo que se esperaba de él en el 2003. Es, políticamente, intraducible, y se trata más bien de un ejercicio individual que ayuda a pasar algunas penurias. Pero no se hace política diciendo que se hizo más de lo que se esperaba.

Uno podría preguntarse, también, para evaluar al kirchnerismo, qué hubiera pasado si hubiera gobernado, en iguales condiciones, otros que querían o quieren ahora gobernar, y de ahí sacar un resultado más o menos vendible para que me reconozcan como experto y poder dar fundamentos al título de esto que escribo. Hay que comparar contra los mismos procesos hechos por otros tipos manteniendo constantes las condiciones. Si ahí la balanza te da negativa o positiva, quiere decir que la variable son estos tipos, Néstor y Cristina, o el kirchnerismo en sí, todo enterito, empaquetado. O sea, si vos levantás la mano y se muere un chino, puede ser que haya causalidad y ocurra todas las veces. Pero si dejás de levantar la mano y los chinos siguen muriéndose igual, entonces tu mano no era variable explicativa de nada. Era una mano y ya.

Si hubiera gobernado, por ejemplo, Proyecto Sur, está claro que, en comparación, el gobierno de los Kirchner es una porquería fabulosa. O sea, Proyecto Sur hubiera hecho todo lo que hizo el kirchnerismo, Ley de Medios, AUH, AFJP, etc., pero agregándole el tema de subir los impuestos a la minería prohibiendo la explotación a cielo abierto, hubiera estatizado YPF también, el comercio internacional, hubiera estudiado toda la deuda externa antes de pagarla, le hubiera dado de comer a todos los pibes de la Argentina solamente por ser "pibes" que es una palabra que le gusta mucho a uno que anda por ahí, hubiera terminado con el trabajo en negro en la Argentina, le hubiera dado la personería a la CTA, y a todos los que quieran una, hasta a mí, que si es gratis te agarro hasta el café aguado de muestra ese que dan en los supermercados, imaginate si no iba a agarrar una personería jurídica de sindicato que andá a saber cuándo la podés necesitar. Y todo esto sin arreglar con las estructuras viciadas del PJ, claro, porque Proyecto Sur hubiera construido una fuerza popular de ese 23% con el que asumió en el 2003, con todas las medidas que se mandó. Hubiese habido un tema ahí, porque ponele que hacía todo eso, viste, pero la dupla presidencial Solano-Lozanas, perdón, Solanas-Lozano, capaz no hubiera tenido tiempo para firmar tantos decretos, leyes y resoluciones en un sólo día, y el problema de hacer esa revolución democrática es que si no construís tu mayoría popular ligerito, ligerito, unos señores que son los dueños de todo lo que vos querés que el Estado nacional tenga, no tienen la decencia de entregártelo en las manos sino que, los muy guachos, te intentan voltear del Gobierno. Pero bueno, calculo que con 3o, 50 tipos que se hubieran aprendido rápido la firma de Pino o de Claudio todo eso lo sacás por decreto. La otra es que firmes un solo decreto de un artículo el primer día que diga "Se va a hacer todo esto", y esperás a sacar una addenda hasta el último día de gobierno, y el último día la sacas y son todas estas medidas que te comenté. El tema es cómo hacés para gobernar cuatro años, porque entonces la mayoría popular no se construyó nada, menos con un decreto de un artículo, pero se puede ir piloteando. O sea, Proyecto Surf más o menos dijo que hay que hacer todo eso y yo no tengo razones para descreer de Lozano, que nunca me mintió, así que básicamente, mi sentencia es que, comparado con el gobierno de Proyecto Sur, el kirchnerismo es una porquería.

Yo no quiero comparar al kirchnerismo tampoco con mandatos que uno podría decir que hubiesen sido breves como Rodríguez Saa, básicamente porque para mi la estabilidad de un gobierno es un valor per se. Y acá uno me va a decir: eh, pero Hitler tenía un gobierno estable. Y yo le digo: ah, pero Hitler mató 6 millones de tipos. Y él me dice: bueno, pero fue estable. Y yo le contesto: entonces, hagamos así, cuando yo diga que la estabilidad es un valor per se, poneme un asterisco imaginario al lado y hacete una nota al pie que diga "Promoción válida sólo para los gobiernos que no se dedicaron a matar 6 millones de tipos y menos tampoco". Igual un gobierno de Rodríguez Saa también hubiese sido mejor, tal vez no hubiese hecho intentos por transformar la matriz socioeconómica, pero hubiesen habido cosas flasheras tipo pirámides, wi-fi y abducciones extraterrestres. Y uno no tiene nada en contra de la Asignación Universal por Hijo, de hecho la banca y todo eso, pero comparada con alienígenas, wi-fi y pirámides me parece que no hay politica social en el mundo que se la banque. Así que acá también, comparado con Rodríguez Saa, el gobierno de los Kirchner fue una porquería.

Otro que hubiera podido gobernar era el PRO, qué se yo. Hubiesen sido interesantes cuatro años de avanzar con la estatización de las AFJP y después volver para atrás; o renegociar la deuda externa y cuando los acreedores van a firmar decirles: saben qué, no, mejor dejemos todo como estaba y después vamos viendo; o sacar la asignación universal por hijo y después cuando el pibe va a cobrarla por ventanilla tener a un empleado que le haga "ole, te la creíste", y volver la política pública para atrás. Y al mismo tiempo encontrar un gobierno más grandote, claro que en Argentina no habría porque sería él, pero por ejemplo responsabilizar de todo a Brasil: "no, la Argentina no crece porque está Brasil", "no, todavía no implementamos una política pública en serio porque Brasil"; "no, la verdad es que no adherimos a los programas internacionales porque...Brasil, obvio"; o "no, sinceramente el tema de mandar a escuchar a mi hermano y a una víctima de la Amia es, nada más y nada menos que una operación de Brasil". Y todo ese bello gobierno cubierto de un manto de buenondismo michetteano, duranbarbismo revolucionario y una pizca de alejandrorozitchnerismo, que es cuando el cucurucho en la frente ya te tapó el bosque. Así que con un responsable afuera de todos nuestros males, no hubiera habido ni un conflicto en el país, porque todo estaba afuera. No como ahora que hay un clima de crispación. Así que, nuevamente, el kirchnerismo resulta una porquería. En comparación, claro.

El gobierno de Felipe Solá le hubiese pasado, no un trapo, una ballerina al kirchnerismo, porque Felipe hubiese hecho más o menos todo parecido, pero ponele que, como dice él, había que cuidar un poco más las formas. Entonces capaz que estatizaba las AFJP pero en vez de por ley se las estatizaba de un abrazo, o capaz en vez de renegociar la deuda externa les guiñaba el ojo y les decía "eh, dale boludo, no vengas a cobrar" y los acreedores internacionales se quedaban en el molde y listo, chau deuda. 2 a 0, ganó Felipe, a otra cosa mariposa.

Ni que hablar del radicalismo, que uno no debe juzgar por los errores que se pudieron cometer en el pasado, sino por todas las cosas que hubiesen hecho mejor desde el 2003 hasta acá, por ejemplo sostener el modelo cambiario, abrir las paritarias, no reprimir la protesta social, construir una mayoría propia en el Congreso, en definitiva, todo lo contrario de lo que hicieron del 99 al 2001. Vos me podrás decir: ah, pero entonces si no lo hicieron en ese momento por qué lo iban a hacer ahora. Y yo te digo, bueh, porque la gente no se baña dos veces en el mismo río, justamente por eso no iban a hacer lo mismo de nuevo. Y vos me podrás decir: bueh pero el problema del radicalismo no es que les cambia el río sino que van siempre con el mismo bote agujereado, y yo te diré, bueh, no seas malo tampoco che. Así que definitivamente, un gobierno del radicalismo le pega un bailoteo al kirchnerismo que ni te cuento.

Un lindo gobierno hubiera sido Cobos-Reutemann. Juntos o separados. En este país, señores y señoras, no hubiese pasado nada. Estos tipos hubieran realizado un avance cualitativo para nuestra república: de hecho, hubieran terminado con el híperpresidencialismo que nos azota, y que es la causa de nuestros males, que por eso tan bien funcionaron los parlamentarismos en toda Latinoamérica. Es que si vos tenés un presidente como Cobos, o Reutemann, tenés que pensar en un país en el que no pasa nada. Pero nada, eh. O sea, empieza el Mundial y falta la Selección Argentina, ¿entendés? No está, nadie firmó la resolución para los pasajes, no hay nombramientos por cuatro años, el Presidente no tiene opinión formada sobre nada. Sobre ningún tema. Manda todo al Congreso, imaginate. Le llega un pedido para bajar los impuestos, suponete. Y lo manda al Congreso y el Congreso lo vota, y resulta que hay dos tipos que dicen "no, pero no hay que bajar impuestos", y el Presidente dice ah, hay que escuchar a todos, así que veta la ley, y después unos se enojan porque había que bajar impuestos, y la vuelve a promulgar. Así hasta que el Presidente es una figura que deja de existir. Imaginate lo bien que le hubiera hecho eso al país. Sin conflictos, resguardando las instituciones para que no se manchen, como cuando te comprabas una Tango, en el 94, y no la querías usar en la calle para que no se raspe, y un año después te preguntabas para qué carajo te habías comprado una pelota que no se podía patear. Una cosa así. Evidentemente, mucho mejor que el kirchnerismo.

Y Duhalde era un poco como el padrecito del nuevo modelo, así que más o menos era un poco similar, con alguna que otra represión a la protesta social, un poco menos liberalizadora en el temita de los derechos de los gays, por la cuestión de Chiche que tiene un sólo amigo puto y encima le hizo pedir licencia por enfermedad, y quien te dice que en vez de tener a los genocidas presos capaz te hubiera construido una patria para los que quieren a Videla y para los que no lo quieren, o sea que eso implica que Videla ande suelto, porque uno en general cuando quiere a una persona quiere que ese esté suelto en la calle por más genocida que fuera, porque si vos querés alguien más bien lo querés para invitarlo a tu casa o salir a dar una vuelta, y la gente que está presa justamente no puede hacer esas cosas. Así que el gobierno de Duhalde ponele que tenemos un empate con el kirchnerismo porque la verdad es que algunos puntos flojitos tiene, qué la vamo´ a hacer.

El que hubiera sido grosso era el gobierno del PO que hay que imaginarse cómo hacía para llegar al gobierno en el 2003, pero supongamos que supera su techo histórico y te mete 4% nacional, y todos los demás candidatos van en el mismo bondi y se hacen torta contra un poste y gana el PO. Y ahí llegan, los tipos, al gobierno, de pronto se vacían las facultades de sociales, porque están todos ahí. Entonces dictan el control obrero de todos los medios de producción, la abolición de la plusvalía, la libertad de todos los presos políticos, incluso van a Sierra Chica a liberar presos políticos y está Robledo Puch y el tipo dice que él es un preso político porque lo metió en cana un estado burgués, y sueltan a Robledo Puch y el compañero de celda dicen "eh, yo también", y así la gente del PO pide que levanten la mano los que los metió en cana el estado burgués, que resultaron ser todos y los liberaron. Y la cosa mal que mal empieza a funcionar, hasta que medio todos se empiezan a mirar raro y uno rompe el hielo y manda: "che, estamos todos de acuerdo en que todo muy lindo pero que este Estado es una estructura burguesa, ¿verdad?". Y todos se enojan un poco pero para adentro, porque al final era todo más fácil hacer la revolución desde una estructura burguesa, pero financiada. Y así salta otro y dice, bueh tampoco taaaan burguesa, qué se yo, nosotros somos el pueblo obrero y estamos acá por algo, y un tercero levanta el dedo y acusa al anterior de instrumentalista millibandiano, y enfatiza en el tema de que el Estado siempre está al servicio de capital independientemente de quién lo controle. Y la cosa se pone fea unos años mientras la revolución sigue, hasta que en 2010 el gobierno del PO se entera del tema del pulpo Paul y dicen "bueh, vayamos hasta allá, y solucionemos el debate Miliband-Poulantzas de una buena vez", y sale una delegación del PO para Alemania, ponen dos cajitas, una con la carita de Miliband y otra con la de Poulantzas, y el pulpo va y se come la comida de la caijta de Poulantzas, y entonces gana la postura de que el Estado es una relación social de dominación, y que como tal hay que destruirlo un poco. Así que en definitiva, el resultado del gobierno del PO no es tan malo, y el kirchnerismo comparado con esta grata experiencia revolucionaria es, también, una gran porquería. Fijate que el PO te destruyó el Estado, que si te lo ponés a pensar es un dolor de huevos. Ya sin Estado no tenés que ir al colegio de pibe, no pagás impuestos, no te meten en cana por nada y no tenés que hacer trámites ante la AFIP. Para mí eso y la felicidad son sinónimos.

Así que sí. El kirchnerismo es una porquería. Lo afirmamos los expertos, y lo comprobamos científicamente, también.

15 comentarios:

Adal El Hippie Viejo dijo...

ante todos los nombrados
con los que están nos quedamos.
Buen escrito!


saludos

Adal

g. dijo...

y yo creyendo que era el mejor gobierno de perón para acá. qué tarada. qué bueno que hay gente todavía con rigor que puede abrirnos los ojos.
salut,

Anónimo dijo...

AH NO ERA BUENO EL KIRCHNERISMO?? HE VIVIDO ENGAÑADA ?? OH MY GOD!!

CynAcu dijo...

BUENO YA CON ESTO NO ME QUEDAN MAS DUDAS, EN EL 2011 YO KIERO LAS PIRAMIDES, WI-FI Y ABDUCCIONES, THE TRUTH IS OUT THERE! GRACIAS X ILUMINARME EL CAMINO.

Anónimo dijo...

¿Vos te pensas que Proyecto Sur hubirera podido hacer eso? ¿El establishment lo hubira dejado? Vos sos un soñador

Alejandro Bresler dijo...

Cobos y Lole. Cómo no lo vi. Allí voy en 2011. Gracias, Tomás, por iluminar mi vida.

Un abrazo

Ester Lina dijo...

Uau!!! Qué análisis más sesudo!!! Para terminar afirmando como Clarín que estos K son unos impresentables... Cheee... vean un rato 678 a ver si cambian de opinión ¿eh?
Saludos

Anónimo dijo...

con la mufa peronista NUNCA vamos a ganar un Mundial.

nacho dijo...

che faltó compararlo con un gobierno de la carrió

Politico Aficionado dijo...

Lo que pasa es que estás omitiendo el análisis del único gobierno que puede salvar al país de este marasmo moral. Basta de ningunear al trueno naranja!!

OMIX dijo...

Por ahi va lo que hace rato me da vueltas por la cabeza.

Es lo que está efectivamente en la heladera a esa hora de la noche.

Todo lo demas es imaginación, ansias, deseo, catalogo, o una sorpresa desagradable (a los peronistas nos pasó con Menem, a otros les pasó con la Alianza, no piensen que lo malo no puede venir).

Mañana quizás la heladera tenga más opciones y mañana es 2012.

Anónimo dijo...

No nos olvidemos de las denuncias por enriquecimiento ilícito y el crecimiento exponencial del patrimonio K (compran tierras a 50.000 dólares y las venden 2.400.000... genios).

No olvidemos los negociados con los casinos, la plata del Anses, el bochorno del fútbol para todos (que pagamos todos), las mentiras del Indec, los índices de pobreza e inflación irrisorios, los aprietes, los matones, los bochornos avalados de Moreno.

No pasemos por alto que Moyano recibió 900 millones de dólares en 3 años en concepto de subsidios (se compró una aseguradora para los camiones, un capo). No ignoremos el clientelismo récord de este gobierno. Los casos de corrupción. Skanska. De Vido. Uberti. Lázaro Baez. Rudy Ulloa de chofer de Nestor a millonario.

El irrisorio intento de negociado del tren bala, que Cristina quiso hacer por 3900 millones de dólares (que empezaríamos a pagar recién dentro de 2 gobiernos, creo que dan por sentado una nueva reelección, seguramente con falta de boletas como la anterior). Todo esto con una recaudación impositiva record. D'Elia que incendia una comisaria con impunidad, que avala públicamente un estado terrorista como Iran, avalado por los K.

No sé... Si le ponen MUCHO pero MUCHO huevo capaz los pueden igualar. Salvo las caras de humana compungida que pone Cristina y ese emeño en gobernar desde la confrontación y el resentimiento. En eso no le va a ganar ninguno.

fede dijo...

JUAJUAJUAAAAAAAAAAAAAA!!

El comparativismo y la cátedra de Thwaites Rey te pudrieron el cerebro en partes iguales.

Abrazo!

javier dijo...

que tiren el colon abajo y pongan una piramide flashera y todo lo que uds quieran, pero con wi-fi. miren que sin wi-fi no sirve, no da.

he dicho.

Anónimo dijo...

el kirchnerismo funciona peor que el
motor fiat 600 fundido. cuando se van a dar cuenta?!!!