3/2/09

Diario de un viaje a la Costa

Fui a ambos lugares.

Sin embargo, Necochea me parece turísticamente más kirchnerista.

- ¿Qué, qué?

Porque es fácil caer en el clisé Mar del Plata-peronismo-trabajadores-vacaciones pagas-Perón. Sí, yo se lo entiendo, se lo vi, si quiere: estaban ahí, los trabajadores, en la rambla, en Playa Grande. Esquivando el almuerzo con las facturas de las once, yo los vi, eso es una forma de populismo, si me quiere creer. Estaban las multitudes, y el subsuelo de la patria chapoteando; también está la soledad, entre todo eso, del tipo que se queda mirando el mar.

(Y déjeme decirle que más viaja uno a Mar del Plata, y más entiende a Mendieta. Que bancaría, yo mediterráneo, cualquier proyecto que impulse el pago de una mensualidad por desarraigo a los muchachos que van de la Costa a vivir a Capital. Que se complica con la nostalgia de verdad, que el mar es muy traidor, en ese sentido).

Necochea es, en todo caso, la heterodoxia. Y ahí es más kirchnerista. La resultante de quitarle al peronismo el factor de previsibilidad, sumándole, quién sabe, alguna que otra cuestión ideológica. Con la ausencia de paradigma como estandarte: lo importante es llegar ahí, después veremos cómo.

Quequén que le corre por izquierda, y que amaga con ser metáfora de algo. Necochea que entiende que no podrían vivir sin correr a alguien por izquierda. Para no tener que ser, ellos mismos…eso. La palabra con I.

Mar del Plata todavía juega, turísticamente, con la idea de la movilidad social y la igualación de las clases. Y se le nota cuando pierde ese juego. Si las primeras vacaciones quinquenales eran el aluvión zoológico mojando las patas en el mar, luego la oligarquía se construyó, en los alrededores de la costa, una platea de lujo para observar semejante espectáculo.

En Necochea hay una idea de igualación por oferta. Así el mismo tipo que está en el casino, está en la playa y en la peatonal, y en el mismo bar esa noche. No porque no pueda más, uno que otro, si no más bien, porque tampoco hay mucho más. Es una idea que horrorizaría a cualquier liberal: ¿igualación para abajo? A mí, si no se tratara de experimentar con vidas, me gustaría probar alguna vez, a ver cómo funciona.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Mar del Plata es una de las ciudades más antiperonistas de Argentina.
Es una colonia, una emanación de la capital federal.

Las ciudades chicas de la costa sí son más peronistas.

Brian dijo...

Tomas:

No te olvides que el Momo Venegas es de Necochea. ¿Es la excepción?

Anónimo dijo...

que?
quequen

Casta Diva dijo...

Es verdad lo que dice Anónimo de las 11:54, Mar del Plata es una de las ciudades más antiperonistas del país, pero eso tiene una explicación y es la cantidad de milicos y porteños jubilados que vienen a vivir acá.
También es la ciudad más linda de la Argentina.

Horacio dijo...

el nombre de quequén es muy poco serio, qué querés que te diga

y en necochea hace un viento de la puta madre, es peor que mar del plata en ese sentido

para mí el viento no es muy peronista