24/7/08

Televisión pública

Renunció Rosario Lufrano.

Algunas de las cosas que dejó el lock-out agropecuario fue un debate interesantísimo sobre el rol de los medios. Todos coincidimos en que, si algo tuvo de positivo, fue saber dónde estaba cada uno, quién era quién.

Personalmente dejé de mirar TN y Canal 13, América, CQC, TVR, Crónica. Dejé de leer Clarín y miro La Nación solamente para saber qué dicen "ellos". Dejé de creer que lo de Lanata había sido un mero desliz, una afrenta personal, una simple decepción. En principio, hasta me dio pena por Tenenbaum y Zloto, haber caído en TN justo cuando TN se sacaba la careta del todo. Después, con el tiempo, los tipos empezaron a jugar muy en serio el papel que les dieron, y más que pena ya me dieron tristeza y asco. Hace unos días, cuando Tenenbaum le dijo a no sé quién "¿por qué cree que "ELLOS" no quieren escuchar la crítica de la oposición?" (o algo así, la clave es "el ellos", la toma de posición abierta) cambié lo último que miraba del multimedio Clarín. Tal vez tardé más que otros, tal vez esperaba una auto crítica. TVR ya no puedo mirarlo, no se puede veletear tan impunemente y después darse aires de moralidad para condenar la pelea entre dos chimenteros. Y CQC me hartó con el discurso de Pergolini de "no vaya a ninguna de las dos marchas, los están usando, los verdaderos argentinos son los que mañana tenemos que laburar": toda una definición de la anti-política macrista.

El lock-out me devolvió a la televisión pública. Hay, a partir de la administración de Lufrano, una reivindicación de ese espacio. Faltan miles de cosas. Muchos, con quienes coincido, advirtieron el problema de ponerse a pasar la NBA cuando todos los medios privados te ponen el cacerolazo en cadena nacional privada. Pero me parece que hay avances. No sé si el ejemplo personal sirve, pero de un año atrás hacia acá, creo que miro más programas de la tele pública que de cualquier otro canal. Además de tener el mejor de los programas -Peter Capusotto, lejos -los noticieros están muy buenos. Hay uno los sábados al mediodía -Visión 7 Internacional -que tiene una gran calidad de informes. Los cuentos de Fontanarrosa, un golazo. "El lugar del medio" es una seria reflexión, más profunda que la superficialidad de los programas de archivo, sobre el papel de los medios de comunicación, con grandes panelistas -Aliverti, desbocado el día después de la votación de Cobos estuvo imperdible -y la cobertura del debate en el Senado fue brillante (Forster, Horacio González, un representante de Pampa Sur).

Y si le sumamos el Canal Encuentro, ya tengo las cada vez menos horas de tele que miro por semana. Se fue Lufrano porque, dijo, terminó una etapa. Ojalá que empiece una destinada a seguir valorizando la pantalla de la televisión pública.

4 comentarios:

Ulises dijo...

Una perlita sobre la marcha "del pueblo":


En el acto a favor del campo en Palermo, previo a la votación del senado de la ley 125, el cronista de CQC abordó a dos señoras:
"¿Cuál fue el último presidente bueno que recuerdan?"
"Lonardi, el de la Revolución Libertadora", aclararon por si hacía falta.
"Y el último Ministro de Economía como la gente?"
"Con Martines de Hoz yo hice muchas compras muy favorables cuando volví de Europa".


Publicado en Clarín (sup espectáculos, pagina 20), el Jueves 24 de Julio de 2008.

Esteban dijo...

A mí me pasó lo mismo, Tenemaum ya es un pelotudo para mí, igual que Lanata, pero no me decepcionaron, ya sabía que eran progres que en los '90 parecían re combativos, claro, en esa época cualquiera estaba a la izquierda de todo, pero cuando el cambio es en serio demuestran dónde están. Zloto me sorprendió, un tipo que sabe de economía, los indicadores los tiene, pero bueno, y lo que me indignó fue TVR, tan rápido se dio vuelta, y encima Wainrach se hace el piola y Wvirtz el revolucionario... conclusión, no miro tele, solo Capusotto, cuando me acuerdo, si escucho radio y leo los diarios, para ver cómo operan, pero la tele me indigna, así que la descarté.

Horacio dijo...

a mí pergolini me pareció un garca toda la vida

y lanata se vendió por plata, qué se le va a hacer, yo no juzgo a nadie

Fidelino dijo...

YO no tengo cable y casi ni miro tele, pero lo poco que miro a veces es a Pigna y el programa que le sigue de musica, a veces tambien me cuelgo con Feidman y su programa de cine y a capusotto por you tube.
NO miro mas tele que eso.
Igualmente en la ultima etapa de Canal 7 ya se estaba tornando tan oficialista como en la decada del 90'. Aunque lo salva que tiene buenos programas.